• Prevención de ciberataques
  • Innovación en protección
  • Mejora de la seguridad y la eficiencia

Prevención de ciberataques

El fin último de la seguridad estriba en permitir que sus operaciones crezcan y en mantener a su organización a salvo de las amenazas asociadas a las brechas de ciberseguridad. Esto implica reducir la probabilidad de que los ataques consigan sus objetivos. Al centrarse en la prevención de ataques, la plataforma de seguridad de nueva generación de Palo Alto Networks disminuye los riesgos relacionados con la ciberseguridad de forma que se puedan gestionar y cuantificar, con lo que se permite a las organizaciones dejar a un lado sus mayores amenazas y centrarse en las operaciones empresariales.

Innovación en protección

La seguridad no debería suponer un impedimento a la hora de adoptar nuevas tecnologías de movilidad, de SaaS y de nube pública o privada que mejoren la productividad. Solo una plataforma de seguridad integrada de forma nativa, con componentes en estos entornos tecnológicos empresariales en rápida evolución, puede mantener el ritmo de los atacantes modernos, que no hacen distinciones en cuanto a la ubicación de su objetivo. Su organización debería disfrutar de la misma protección frente a los ciberataques, con independencia de cómo o dónde residan sus aplicaciones y datos.

Mejora de la seguridad y la eficiencia

La integración de un sistema de seguridad que solo detecte las amenazas y precise de intervención manual para responder a ellas resulta insuficiente y lenta, puesto que una vez que los datos cruzan la puerta, los riesgos y costes aumentan de manera exponencial. La reacción manual apenas reduce el riesgo, implica grandes gastos en lo que respecta a tiempo y dinero, y dificulta la identificación de amenazas reales. La plataforma de seguridad de nueva generación de Palo Alto Networks está diseñada para evitar de forma automatizada los ciberataques con el fin de reducir los riesgos y costes añadidos vinculados a la detección y corrección.

 

La plataforma de seguridad de nueva generación de Palo Alto Networks protege nuestra forma de vida digital mediante la habilitación segura de aplicaciones y la prevención de amenazas conocidas y desconocidas en la red, la nube y los endpoints. La integración nativa de la plataforma ofrece una arquitectura de prevención capaz de brindar una seguridad superior con un coste total de propiedad más bajo.

Nuestra plataforma presenta cuatro componentes principales que permiten evitar que los ciberataques consigan sus objetivos:

  1. Integración nativa de tecnologías que se sirven de una arquitectura de prevención de una sola pasada para ejercer un control positivo en función de las aplicaciones, usuarios y contenidos con el fin de reducir la superficie de ataque de la organización; que favorecen la organización, visibilidad y comunicaciones abiertas; y que habilitan una estrategia de seguridad acorde desde la red hasta la nube, pasando por los endpoints.
  2. Automatización de la creación y entrega de mecanismos de protección frente a nuevas amenazas para los entornos de red, de nube y de endpoint.
  3. Capacidad de ampliación y flexibilidad que permiten proteger a los clientes a medida que crecen, abandonan su red física o adoptan nuevas tecnologías.
  4. Uso compartido de inteligencia sobre amenazas que, gracias al efecto de red de una comunidad en la que se comparten datos globales y detallados acerca de amenazas, ofrece protección para minimizar la propagación de los ataques. 

Reducción de las respuestas manuales gracias a la automatización

Confiar en las respuestas manuales para combatir el creciente volumen y sofisticación de los ciberataques a los que se enfrentan las organizaciones da lugar, por desgracia, a resultados predecibles que solo se agravarán si no se automatiza la prevención.

Gracias a la plataforma de seguridad de nueva generación de Palo Alto Networks, la identificación de una nueva amenaza desencadena la creación y entrega automatizadas de mecanismos de protección para los entornos de red, de nube y de endpoint, lo que permite la actualización dinámica de políticas, con lo que, a su vez, las organizaciones pueden escalar sus defensas con tecnología, no con personas.

 


 

Capacidad de ampliación y flexibilidad

La plataforma de seguridad de nueva generación de Palo Alto Networks protege en todo momento a las empresas a medida que crecen, abandonan sus redes físicas y adoptan nuevas tecnologías con el fin de posibilitar la agilidad organizativa, como los servicios de nube o SaaS.

 


 

Uso compartido de inteligencia sobre amenazas

La plataforma de seguridad de nueva generación de Palo Alto Networks también saca provecho del potente efecto de red de una creciente comunidad en la que se comparten datos globales y detallados acerca de amenazas para minimizar la propagación de los ataques y elevar los costes que deben desembolsar los atacantes. Ninguna organización podrá ver nunca todas las amenazas globales, pero como parte de una red, se beneficiarán de la inteligencia colectiva. La detección de una nueva amenaza en el entorno de un cliente que comparte información sobre los ataques deriva en la creación y distribución automáticas de mecanismos de prevención en toda la red, compuesta por miles de clientes. A medida que la red crezca, más amplias serán las protecciones, lo que limitará la propagación de los ataques y, por consiguiente, su efectividad.